Enlace a la recursiva
Enlace al menu
Enlace al contenido

Ayudas y subvenciones

¿Qué ayudas existen para crear una empresa?

Hay muchos tipos de ayudas y subvenciones para crear una empresa que básicamente dependen de la ubicación de la empresa (localidad y Comunidad Autónoma), del sector de actividad, de si se trata de un proyecto de autoempleo, de la forma jurídica que adopte la empresa, de la situación laboral de la que partan quienes van a emprender la actividad, etc. Es por ello importante realizar la búsqueda de ayudas para cada caso concreto conociendo todos estos elementos.

Algunas subvenciones comunes para todas las Comunidades Autónomas son las siguientes:

  • Subvenciones para el fomento del empleo autónomo, para personas desempleadas inscritas como demandantes de empleo en su correspondiente oficina que vayan a pasar a desarrollar una actividad por cuenta propia.
  • Subvenciones para el fomento del empleo y la mejora de la competitividad en las cooperativas y las sociedades laborales.
  • Proyectos empresariales I E. El programa Iniciativa Empleo tiene como objeto promover la generación de empleo en el entorno local, aprovechando al máximo las oportunidades que ofrece este ámbito para la actividad productiva, incrementando la creación de puestos de trabajo y fomentando la innovación en beneficio del empleo, mediante la concesión de ayudas y subvenciones, a través del INAEM. Podrán ser calificados como I E por el INAEM aquellos proyectos empresariales o las empresas recién constituidas sin haber iniciado su actividad, que sean innovadoras, generadoras de empleo y que utilicen recursos locales ociosos o infrautilizados.

Se puede encontrar la información relativa a cada uno de estos programas en las webs de las Consejerías de Trabajo o Empleo o en las de los Servicios Regionales de Empleo de los Gobiernos autonómicos.

¿Qué ayudas existen para empresas ya creadas?

Las ayudas para empresas ya creadas son ayudas a la inversión, es decir que están vinculadas a la realización de un determinado gasto o inversión, adquisición de activos fijos, incorporación de Nuevas Tecnologías de la Información, introducción de elementos de diseño de producto o de imagen corporativa, contratación de personal, inicio de proyectos de investigación y desarrollo, etc.

Para localizar las ayudas aplicables a nuestra empresa resulta fundamental tener claro cual es la finalidad para la que se busca este apoyo.

¿Qué es el pago único de la prestación por desempleo?

El pago único de la prestación por desempleo, también llamado capitalización, es una medida para fomentar y facilitar iniciativas de empleo autónomo, a través del abono del valor actual del importe de la prestación por desempleo de nivel contributivo a los beneficiarios de prestaciones que pretenden desarrollar una actividad empresarial.

El destino de la cuantía abonada depende de la forma jurídica que vaya a tener la empresa, de la siguiente forma:

En el caso de incorporarse la persona desempleada como socia a una sociedad laboral o una cooperativa, bien creada o de nueva creación, el abono de la prestación se realizará de una sola vez por el importe que corresponda a la aportación obligatoria establecida con carácter general en cada cooperativa, o a la adquisición de acciones o participaciones del capital social en una sociedad laboral. Con la cuantía de prestación que quede restante, la Entidad Gestora podrá abonar trimestralmente el importe para subvencionar la cotización del trabajador a la Seguridad Social.

En el caso de iniciar una actividad como persona autónoma:

  • El abono de una sola vez se realiza por el importe que corresponda a la inversión necesaria para desarrollar la actividad, incluido el importe de las cargas tributarias para el inicio de la actividad, con el límite máximo del 60 por ciento del importe de la prestación por desempleo pendiente de percibir. El indicado límite no afecta a la cuantía que pueden obtener los trabajadores que acrediten una minusvalía o incapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento y pretendan iniciar una actividad por cuenta propia. El resto de la prestación que no se haya obtenido en la modalidad de pago único, será abonado mensualmente por la Entidad Gestora para subvencionar la cotización al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos del trabajador a la Seguridad Social.
  • Si la persona dada de alta en el régimen de autónomos no va a realizar inversión, podrá solicitar y obtener exclusivamente el importe total de la prestación pendiente de percibir para la subvención de cuotas de la Seguridad Social.

Más información en la página del Servicio Público de Empleo Estatal

Envíanos tus consultas